El impulso de la movilidad eléctrica contribuirá al desarrollo de la economía y la repoblación de la España vaciada

"El impulso definitivo de la movilidad eléctrica contribuirá directamente al desarrollo de otras áreas que afectan a la economía y repoblación de la España vaciada"

Albufera Energy Storage, S.L. es una empresa de base tecnológica, fundada en 2013 y dedicada a la comercialización, consultoría e I+D de almacenamiento energético. Distribuye distintos tipos de baterías, ofreciendo asesoramiento especializado. Además, es pionera en la tecnología del aluminio con dos patentes en el mercado.

“Tenemos un conocimiento profundo sobre las diversas tecnologías electroquímicas y sus diferentes aplicaciones, gracias a la formación y experiencia en diferentes empresas y actividades relacionadas con el sector”, señala Isabel Guerrero, responsable de Desarrollo de Negocio de Proyectos Internacionales de la compañía. “Nuestro objetivo fundamental es transmitir a nuestros clientes, colaboradores y a la sociedad en general, el conocimiento suficiente sobre sistemas de almacenamiento energético basados en baterías para avanzar tecnológicamente en mejores formas de generar, distribuir y utilizar la electricidad. Eficiencia energética, medio ambiente y generación sostenible son conceptos e ideas intrínsecamente clavadas en nuestro origen y constituyen las guías de nuestro quehacer diario.

“Tenemos, continúa Isabel Guerrero, un alto volumen de participación en distintos proyectos tanto a nivel nacional e internacional, como, ALION, que desarrolla una tecnología de baterías aluminio-ion para aplicaciones de almacenamiento de energía; ALPAM (del Ministerio de Defensa), para el diseño, desarrollo y validación de un dispositivo portátil de almacenamiento de electricidad primario basado en tecnología de Aluminio-aire; SALBAGE, proyecto colaborativo de acciones de investigación e innovación financiado por la UE (FET Open); INSULAE, un proyecto europeo para descarbonización de las islas; o CITIES–TIMANFAYA, un proyecto revolucionario que plantea, a partir de un demostrador tecnológico que estará operativo en la primavera de 2020, que el recorrido por la Ruta de los Volcanes en Timanfaya (en Lanzarote) se realice en vehículos de última generación, eléctricos, autónomos y multimedia”.

Para la responsable de Desarrollo de Negocio de Proyectos Internacionales de Albufera Energy Storage la introducción del vehículo eléctrico en España “es ya imparable y aunque su ritmo es todavía lento con respecto a Europa, numerosos actores involucrados en este tema están impulsando para que haya una aceleración del proceso.En Extremadura es, si cabe, un punto estratégico todavía más importante debido a la falta de infraestructuras de transporte y logística que existen actualmente. Por eso, considero que el impulso definitivo de la movilidad eléctrica en esta comunidad contribuirá directamente al desarrollo de otras áreas que afectan a la economía y repoblación de pueblos de la España vaciada”.

En cuanto al grado de conocimiento de la movilidad eléctrica, Isabel Guerrero, piensa que el ‘usuario de a pie’, aún es un gran desconocedor. “Aunque cada vez se oye hablar más en medios de comunicación y grupos de interés sobre la movilidad eléctrica, es evidente que los ciudadanos no tienen la suficiente información y concienciación sobre los retos y fortalezas que suponen. Un claro ejemplo es la imagen de modernidad y desarrollo intelectual colectivo que tenemos de los países europeos que tienen un porcentaje elevado de vehículos eléctricos moviéndose por sus ciudades. Nos queda mucho por hacer, pero Asociaciones como CAR-EX pueden ser definitivas en este periodo de transición y desarrollo en el que nos encontramos”.

Uno de los elementos más destacables de la electrificación será, según la responsable de Desarrollo de Negocio de Proyectos Internacionales de Albufera Energy Storage “la descarbonización de la economía. La UE ya está manejando la fecha de 2050 como fin de la venta de vehículos de combustión. Esto producirá un impacto en nuestro medio ambiente que a fecha de hoy está empezando a agonizar, advirtiendo que hay que cambiar el modelo energético y de transporte, si queremos que nuestra generación y las venideras sobrevivan con un mínimo nivel de estado de confort”.

Otra repercusión, para Isabel Guerrero, “es la creación de puestos de trabajo en otras áreas de la economía que surgirán como consecuencia del cambio: montaje y mantenimiento de redes y sistemas de recarga inteligentes, desarrollo de energías renovables y almacenamiento energético... La batería jugará un papel muy importante en este escenario, ya que la energía almacenada en la batería del vehículo podrá reutilizarse o venderse en el momento que se necesite”.

Por otra parte, a juicio de Guerrero, las empresas dependientes del vehículo tradicional de combustión no deberían verse excluidas. “Tienen la oportunidad de hacer una transición natural y positiva hacia un nuevo modelo empresarial para adaptarse al impulso y los objetivos marcados por la UE”, señala.

De igual forma, la movilidad eléctrica también supondrá “una oportunidad para la comunicación y creación de infraestructuras en poblaciones que actualmente es complicada. Las Comunidades Autónomas tienen un reto determinante para destinar recursos en este sentido y destacarse como motor de desarrollo y modernidad”.

Para concluir, la responsable de Desarrollo de Negocio de Proyectos Internacionales de Albufera Energy Storage destaca la importancia del III EIVE. “Considero que debería haber muchos más eventos como el que se celebrará en septiembre de Badajoz. Y ya que los extremeños tienen la oportunidad de disfrutarlo con la facilidad de la cercanía, deben aprovechar el conocimiento, la práctica y experiencia sobre movilidad eléctrica que pueden obtener durante sus tres días, estando en contacto directo con las novedades de las diferentes marcas del sector automovilístico, cargadores, modelos de gestión… Todos los extremeños deben acudir a esta cita y hacerlo extensivo a el resto de España y Portugal”.

Fuente: