Los usuarios tendrán que acostumbrarse a usar sus vehículos y planificar sus desplazamientos de manera distinta

EEVAM es una empresa especializada en el diseño y desarrollo de vehículos eléctricos. Su actividad se divide entre proyectos propios de I+D+i, con los que buscan impulsar el desarrollo tecnológico en torno al vehículo eléctrico, y la transferencia de conocimientos a fabricantes del sector de la automoción a través de servicios de consultoría o colaboraciones técnicas.

Jesús Salazar (Fundador y Director General) es Ingeniero Superior Aeronáutico. Desarrolló su carrera profesional en el sector de la automoción, en Reino Unido, donde estuvo en contacto con varios e importantes fabricantes europeos. Así se dio cuenta de que un gran número de fabricantes no estaban realizando los esfuerzos adecuados para adquirir los conocimientos que serían necesarios para la llegada del vehículo eléctrico. EEVAM nació entonces para cubrir estas carencias de conocimiento que se detectaron en los fabricantes.

Para este proyecto, Jesús decidió contar con Jorge, Ingeniero de Telecomunicaciones y Líder de Desarrollo Tecnológico, que había tenido experiencia internacional en el norte de Italia, una región clave para el sector de la automoción europeo por la presencia de grandes marcas. Ambos lideran actualmente este proyecto, que han decidido dividirlo entre Madrid y Cáceres, donde se encuentra actualmente su Centro de Investigación y Desarrollo.

Tras un primer año de trabajo, EEVAM trabaja ya de la mano de fabricantes nacionales e internacionales apoyando el desarrollo de vehículos de diversos tipos. La empresa ha realizado colaboraciones técnicas con startups para ayudar a impulsar sus proyectos, y se encuentra sumergida en el desarrollo de un software de simulación, que verá la luz en 2020, y que permitirá a las universidades formar a nuevos ingenieros, y a fabricantes y startups a agilizar su proceso de diseño.

Con relación al desarrollo de la movilidad eléctrica en Extremadura, Jesús comenta que desde EEVAM, la movilidad eléctrica supone un cambio de paradigma que conlleva una oportunidad grandísima para estar al frente del cambio, como deja claro el mismo propósito de su empresa. En este sentido, en EEVAM piensan que la región tiene el potencial para generar industria, tecnología y puestos de trabajo basándose en esta nueva movilidad, y combinándola con las energías renovables. Es por ello que apuestan por la región a través de su Centro de Investigación y Desarrollo en Cáceres.

Como dice Jesús con relación a su empresa sobre la importancia de divulgar y fomentar la industrialización: “Pensamos que la divulgación es importante, fundamentalmente porque el Vehículo Eléctrico conllevará, lo queramos o no, un cambio en nuestras costumbres y rutinas. Recargar baterías no es lo mismo que repostar combustible, y aunque desde la industria se esté trabajando por minimizar los tiempos de carga, y aunque las administraciones trabajen por garantizar una buena infraestructura de recarga, los usuarios tendrán que acostumbrarse a usar sus vehículos y planificar sus desplazamientos de manera distinta”.

Sin embargo, también creen que, aunque ya han dicho que la divulgación es importante, desde su punto de vista no es suficiente. “Si los fabricantes esperan que el vehículo eléctrico logre una buena y rápida penetración en el mercado tienen que asegurarse de ofrecer un valor añadido”.

El usuario va a tener que cambiar sus costumbres -comenta-, y es responsabilidad de los fabricantes y empresas que ese cambio sea a mejor, para que sea el propio usuario el que quiera adoptar esta nueva solución y sea el motor del cambio. En este sentido las plataformas eléctricas son muy versátiles, y permiten ser adaptadas en tipos de vehículos muy diversos (coches y motos, pero también patinetes, bicicletas, etc.), por lo que hay una gran oportunidad para entender en qué se diferencian las necesidades de los usuarios en entornos más poblados y grandes ciudades, de las de aquellos entornos más despoblados y rurales. El vehículo eléctrico tiene la posibilidad de dar a cada uno la solución que necesite, pero es responsabilidad de los fabricantes saber entenderlo.

D. Jesús anima a acudir y promover eventos como el EIVE pidiendo a los usuarios que acudan, y que vayan con curiosidad e ilusión, porque tienen la oportunidad de observar en persona uno de los cambios más importantes de nuestro tiempo.

Fuente: