“Extremadura no puede perder el tren de las infraestructuras ultrarrápidas de recarga del coche eléctrico”

La Agrupación de Empresas Innovadoras en Movilidad Eléctrica de Extremadura AEI CAR-EX ha pisado el acelerador en los últimos meses ante el impulso que el vehículo eléctrico comienza a tomar no solo en Extremadura sino en toda España. Constituida como AEI en julio del 2018, ya alcanza los 50 miembros y ha podido contratar la figura de un gerente dinamizador. Según sus responsables, “desde AEI CAR-EX impulsamos el desarrollo normativo, industrial, tecnológico y de mercado en Movilidad Eléctrica en Extremadura y ayudamos a toda la cadena de valor: fabricantes de vehículos, puntos de recarga, operadores de movilidad, bancos, “renting”, flotas, ingenierías, centros tecnológicos y universidades, industria tecnológica, talleres, etc.”. Entre las numerosas actividades que desarrolla, para dar visibilidad al futuro del coche eléctrico, destaca el III Encuentro Ibérico del Vehículo Eléctrico del Corredor del Sudoeste (EIVE) el 20, 21 y 22 de septiembre en la Plaza de los Conquistadores de Badajoz. Con Jornadas Técnicas y un Congreso Nacional para analizar lo que puede aportar la movilidad eléctrica a la España vaciada.

“Extremadura está en un momento muy importante para el desarrollo del coche eléctrico”, aseguran los responsables de la AEI. “Con las ayudas previstas desde diferentes administraciones, que pueden llegar hasta los 5.500 euros en la compra del coche, se puede llegar a igualar el precio de un coche convencional. Y en el caso de las ayudas para infraestructuras, puede llegar al 80%. Es muy importante que se apoye, como lo están haciendo las Diputaciones de Badajoz y Cáceres, los puntos de recarga rápido, para que en el futuro en 10 o 15 minutos se pueda recargar un vehículo. También los planes de las grandes eléctricas van por este camino”.

Aunque desde el Clúster creen que, en el caso de la compra de vehículos, sería mucho más eficaz la reducción del IVA en la compra de forma permanente que las distintas campañas de ayudas, que lo que provocan son parones y acelerones en la compra hasta que se convocan las ayudas.

“La movilidad eléctrica en Extremadura puede y debe ser un factor clave para el desarrollo económico, bienestar social y cohesión territorial de los municipios de la región. Puede y debe ser también un modelo de referencia para la España vaciada. El reto, ahora, es su efectiva implantación en áreas no metropolitanas, en territorios como el extremeño, con una baja densidad de población y perspectivas de futuro poco reconfortantes si no hacemos nada por revertir la tendencia actual”, aseguran desde el Clúster.

Eje Madrid-Lisboa

Según los responsables del Clúster, el eje Madrid-Lisboa tiene que tener presente la importancia de Extremadura en la infraestructura de recarga ultrarrápida de vehículos eléctricos. “No podemos perder este tren de nuevo otra vez, aseguran. Extremadura se quedó fuera de los grandes proyectos automovilísticos en España, pero en el caso del vehículo eléctrico, la región cuenta con grandes oportunidades de futuro. Una de ellas, pasa por su riqueza en el mineral del litio, clave en la fabricación de baterías para el vehículo eléctrico. “Según lo que se ha conocido, podríamos tener el 40% del litio que se necesita en Europa para baterías de coche en los próximos 20 años. Con estos activos, algún fabricante de baterías de litio para el coche eléctrico podría estar interesado en instalarse en Extremadura”. La rebaja en los precios de los coches, uno de los obstáculos junto a los puntos de recarga, para su mayor venta tienen que ver mucho con el precio de las baterías. “En dos años creo que se puede llegar a la paridad de precios con el vehículo convencional”, aseguran en el Clúster. La responsabilidad de aprovechar la movilidad eléctrica para el desarrollo de Extremadura es compartida. Requiere del compromiso de todos: ciudadanos, profesionales, empresarios y Administraciones Públicas.

Fuente: