El desarrollo de la movilidad eléctrica en Extremadura es muy importante ya que significa una modernización de cara al futuro

ENTREVISTAMOS AL EQUIPO DE VENTAS DE ANTONIO BRAVO

Antonio Bravo S.A. es una empresa vinculada al mercado del automóvil desde 1976, momento en el que Antonio Bravo Asensio, fundador y propietario de Antonio Bravo Agro y distribuidor de maquinaria agrícola John Deere en la provincia, viese la oportunidad de abrirse un hueco en el mercado del automóvil haciéndose con una concesión de la marca FORD para la provincia de Badajoz, convirtiéndose en uno de los concesionarios pioneros de la marca en la península y siendo, a día de hoy, el concesionario más antiguo que existe en España de la marca del “Óvalo”, además de serlo ya de la famosa marca de tractores y maquinaria agrícola.

Don Javier F. Valdueza es Asesor Comercial de la empresa, que es concesionario oficial de Ford en Badajoz y nos muestra su visión sobre la nueva movilidad eléctrica y sus implicaciones.

Según nos cuenta, los proyectos futuros de la empresa van en consonancia con la marca, que prevé una inversión de casi 10.000 millones de euros hasta el 2024 lanzando al mercado una amplia gama de modelos híbridos plug-in y eléctricos 100%. Evidentemente, el Grupo Antonio Bravo, a través de sus concesionarios Ford, estará en línea con la marca en esta auténtica revolución automovilística en la que se van a adentrar. Los Asesores Comerciales de la marca, ya están recibiendo la pertinente formación para ser una empresa puntera en el asesoramiento y la venta de este nuevo tipo de producto. “Queremos que los clientes vean que pueden tener un tipo de producto diferente y adecuado según sus necesidades, abarcando todos los nichos de mercado automovilístico”-cuenta.

El desarrollo de la movilidad eléctrica en Extremadura es muy importante, afirma, ya que significa una modernización de cara al futuro. La implantación de flotas electrificadas en las empresas supondría un ahorro de costes muy importante, máxime teniendo en cuenta que las distancias en esta región son muy grandes y un ahorro en esos costes, supondría una mejora en las cuentas de las empresas. Una modernización siempre lleva a otra modernización.

D. Javier piensa que nos queda un camino más largo del que quisiéramos en la mentalización en lo que a movilidad sostenible se refiere. Según cuenta, la falta de infraestructuras como son las electrolineras y que a la gente no le llega la suficiente información, no solo de los vehículos, sino incluso de las normativas en cuanto a la implantación de puntos de carga domésticos, seguridad de los mismos y sus costes, hace que la gente todavía sea un poco reacia al cambio del modelo tradicional de combustión al del vehículo eléctrico o Híbrido. En su opinión, el concepto “petróleo” como el combustible esencial en el sector de la automoción sigue siendo el fundamental, y es una cosa que desde las agrupaciones y concesionarios tienen que cambiar. “Sí que es verdad que el gobierno no predica con el ejemplo, cuando desde altas instituciones utilizan vehículos más contaminantes de lo que realmente quisiéramos la gente de a pié”.

Desde su punto de vista, el vehículo eléctrico tiene mucho que aportar a nuestros pueblos y ciudades, así como contribuir al desarrollo de empresas, creación de empleo y la cohesión y acercamiento de territorios. En su opinión, una innovación lleva a otra. Electrificar el parque automovilístico sería un paso esencial al desarrollo de la industria en Extremadura. Un mayor parque móvil electrificado, supondría un mayor aumento de consumo que supuestamente tendría que venir de energías renovables, y siendo Extremadura puntera en la energía solar, sería una buena manera de contribuir a la implantación de más plantas solares, lo que conllevaría mayor creación de empleos y de industrias que proliferarían alrededor de las plantas.

D. Javier anima a acudir y promover eventos como el EIVE porque supone darle a la gente y a las empresas una visión más amplia y real de lo que significa un vehículo Híbrido/eléctrico, alejándoles de estereotipos infundados que los apartan de la realidad.

Fuente: