El coche de combustible fósil está llegando a su fin

Ricardo Sanz Solo de Zaldivar es Gerente en la empresa “Extremeña de Movilidad eléctrica SLU”, distribuidora e instaladora de CARGACAR para Extremadura. La empresa se dedica a la venta e instalación de estaciones de recarga para Vehículos Eléctricos, tanto de red eléctrica como de Energías renovables como puede ser la energía solar fotovoltaica.

Desde 1990, se ha dedicado al campo de las instalaciones eléctricas en baja tensión, ampliando el campo al mundo de la energía solar, en el entorno rural, durante más de diez años, y siempre comprometido con el ahorro energético, pasando por varias etapas, y consiguiendo una implantación relevante en el mundo rural en el campo de las renovables durante los siguientes años.

Tal como nos cuenta Ricardo, el proyecto actual en el que trabaja su empresa, contempla la implantación de la movilidad eléctrica, que desde hace años se sabe que viene buscando un lugar entre nosotros. Su objetivo es implantar, o colaborar en la implantación de una red eléctrica competitiva en nuestra comunidad, bien sea una red pública, o privada, pero en los próximos años pretende poner en marcha la red de cargadores renovables y sostenibles de todo el territorio nacional.

Le hemos preguntado sobre la importancia de la movilidad eléctrica en Extremadura. Según su parecer, la movilidad eléctrica no es que sea importante, sino, relevante, e imprescindible. Según sus palabras, “llevamos años sabiendo que los combustibles fósiles están destinados a extinguirse, no porque se agoten, que también, sino porque la corriente natural de la tecnología así viene indicándolo desde hace décadas, pues sabemos que son cientos las patentes que durante años vienen registrándose al respecto, pero por el monopolio petrolífero, ha sido imposible implantar con antelación. Ahora tras años de investigación, y gracias a las presiones de los estados por el concienciamiento existente para la conservación del medio ambiente, se ha puesto de relevancia la movilidad eléctrica como alternativa a los combustibles fósiles, y Extremadura debe ser una de las regiones modelo en movilidad eléctrica, incluso en movilidad sostenible, puesto que, dentro del mapa de insolación, somos la región con más horas de luz solar de todo el territorio nacional. Por otra parte, Extremadura la dividen dos ejes relevantes de la red nacional de carreteras, tanto la N-V / E 90, que cruza la región de Este a Oeste, como la antigua N-630 hoy A66, que lo hace de Norte a Sur, para miles de vehículos que las transitan durante todo el año. Extremadura tiene una relevancia de tremendo interés nacional, tanto es así que debemos no sólo atraer el capital necesario para crear esta infraestructura, sino que debemos y estamos obligados a cumplir con ella por el bien de nuestra propia comunidad”.

En materia de divulgación, Ricardo considera que estamos aun a la cola de otros muchos servicios, con respecto a otras comunidades autónomas, e incluso a otros países miembros de la comunidad europea, que llevan años de ventaja al respecto. Según comenta, “Como empresas comprometidas con el proyecto de la movilidad eléctrica, no solo los instaladores, o compañías de energía, o incluso las grandes fotovoltaicas, los concesionarios de automóviles, que aun tímidamente se pronuncian al respecto de la movilidad eléctrica, debemos aunar esfuerzos, debemos expandir y divulgar toda información que sea relevante como medida de expansión del proyecto. Todos debemos sumar esfuerzos por visibilizar este proyecto, que todavía hoy hay quien lo ve con cierta reticencia, pero que lo que hace unos años se veía como del futuro, hoy es una realidad del presente y del día a día”.

Con relación al conocimiento que las organizaciones y los ciudadanos tienen sobre movilidad eléctrica, Ricardo, apelando a su experiencia, pone en valor el gran interés y la expectación que el mundo de la movilidad eléctrica está despertando en la sociedad, no solo en el ciudadano de a pie, sino también en empresas, hostales, hoteles, aparcamientos públicos, e incluso en algunos ayuntamientos que vienen interesándose por el proyecto, y le parece alentador ver que cada día son más los que dejan un e-mail, un WhatsApp, o algún tipo de contacto en las redes interesándose por la Movilidad Eléctrica. Si bien es cierto que, como apuntaba anteriormente, “todavía hay mucho camino que recorrer en la divulgación y difusión de la tecnología, red de recargas, incluso el propio concepto en si del ahorro energético que supone la adquisición de vehículo eléctrico frente al convencional coche de combustible fósil”.

Ricardo considera que la movilidad eléctrica puede contribuir al desarrollo de empresas, a la creación de empleo, a la cohesión y acercamiento entre territorios, poniendo a su empresa como ejemplo de crecimiento. Cargacar es un grupo de franquiciados, que lleva en plena expansión en el último año, con un objetivo único y claro, expandir, difundir, aunar esfuerzos, y colaborar entre los miembros del grupo en el desarrollo y la expansión de la movilidad eléctrica en todo el país. Es por este motivo que se involucró con este grupo. Este tipo de SINERGIAS crean sobre todo capacidad de crecer como empresa, de ampliar en capital humano creando empleo directo, consolidando la cohesión entre fabricantes e instaladores, y, sobre todo, como es concretamente su caso, cada franquiciado desarrolla y expende sus esfuerzos dentro de su propio territorio, con la fuerza de todo un grupo de apoyo a nivel Nacional.

En el mismo sentido -comenta, “debemos crear una red que favorezca la creación de empresas periféricas, que colaboren en la expansión e implantación de la movilidad eléctrica, este tipo de agrupaciones, asociaciones, es hoy día imprescindible para hacer crecer cualquier proyecto, y lo más importante, hacer crecer un territorio. En este Caso Extremadura”.

Ricardo está convencido de que en los próximos años crecerán exponencialmente, sobre todo por dos vías fundamentales, una de ellas es que necesitarán instaladores, técnicos de mantenimiento para sus equipos, administrativos para su gestión día a día, técnicos para la creación y posterior desarrollo de sus proyectos. Precisamente porque la movilidad eléctrica esta aun por desarrollar, se necesitará una implantación seria de empresas de servicios, de empresas técnicas, de empresas de construcción y expertas en obra civil, empresas dedicadas a las instalaciones de ALTA Tensión, y el personal necesario para atender los cientos de ELECTROLINERAS que se irán implantando por el territorio extremeño, en los próximos años.

Por tanto, la movilidad eléctrica va a contribuir directamente en el fomento de creación de empresas, de todo tipo, y desde las asociaciones, fundaciones, incluso desde la propia administración se debe hacer lo necesario para que esta red de empresas crezca y colabore de manera exponencial en la implantación de este tipo de movilidad que desde luego está claro, viene para quedarse.

Con relación a la participación de eventos como el EIVE, Ricardo apuesta por decirle a los Extremeños que el concepto de coche o automóvil, como se le quiera definir, tal como lo conocíamos hasta hoy, ha cambiado. El coche de combustible fósil está llegando a su fin, está obsoleto desde hace años, y le ha llegado su hora, igual que al teléfono fijo, que hoy son cientos de miles de ciudadanos que lo tienen en casa, y ya no recuerdan ni como se usa. Según sus palabras, “El coche de combustible ha comenzado a pasar de ser el niño bonito de la casa, a ser un estorbo y que poco a poco iremos retirando de nuestro día a día cotidiano. Dado que también, de algún modo, estamos cambiando nuestros hábitos de movilidad, y la forma en que usamos el transporte.

Por ello invito a todos los ciudadanos de Extremadura, a acercarse, no solo a EIVE, sino a todos los eventos que se celebren y se celebrarán en la región durante los próximos meses e incluso próximos años, ya que deben conocer en primera persona cuales son las tecnologías implantadas en Movilidad eléctrica, conocer de primera mano cómo se conduce un coche eléctrico, cuáles son sus ventajas, y sus ahorros económicos, una vez lo hayamos adquirido”.

Fuente: