I encuentro del VE en Extremadura

Aprovechando el I encuentro, Car-Ex se constituye como una división de Loabre para apoyo al desarrollo e impulso del VE

El sábado 2 de septiembre de 2017, la Asociación Empresarial Extremeña LOABRE organizó en colaboración con AEDIVE y CAR-EX,  el Primer Encuentro de promoción del vehículo eléctrico en la Ciudad Cáceres con el propósito de que la Región siga la senda de la movilidad eléctrica, al igual que otras regiones europeas y españolas, que permita una sostenibilidad medioambiental y energética y que fomente la economía circular.

Se ha iniciado un Proyecto con los taxistas de Cáceres, que se extenderá a toda Extremadura, “TaaSEx”, que mejoren las prestaciones de los Sistemas de Información de la competencia, en base a BIG DATA, y metodología Extremadura 4.0 (Industria 4.0), como única forma de preservar el sector y evitar su desaparición como ya ha sucedido, con otros sectores estratégico de Extremadura

Los profesionales de este medio de transporte creen que toda la flota podría adaptarse en cinco años

Una conducción silenciosa y suave, ahorro económico y sostenibilidad medioambiental. La movilidad eléctrica aglutina una serie de ventajas que pueden encajar muy bien con la filosofía de conductores urbanos y el transporte público. Sin embargo la región está a la cola en el uso del coche eléctrico y las inercias y la falta de promoción traban de esta forma de moverse.

Un encuentro celebrado el sábado en Cáceres entre varias entidades relacionadas con este sector terminó con la firma de un acuerdo para impulsarlo. La asociación empresarial extremeña Loabre organizó este encuentro junto a Aedive (Asociación para el desarrollo e impulso del vehículo eléctrico) y Car-ex, un grupo que aglutina a diversas entidades.

Una de las apuestas más firmes es promover que toda la flota de taxis de la ciudad de Cáceres sea eléctrica antes de cinco años, lo que haría a la ciudad la primera en Europa de estas características. Tomás Sánchez, de Loabre, explica que ya llevan 14 meses trabajando. «No hemos parado en todo este tiempo de ver todo el tema de movilidad eléctrica, puntos de recarga y modelos de coches». Sánchez cree que apostar por este sector es «una forma de crear industria» en una región que tiene que remarcar su compromiso con lo ecológico. «Los taxistas de Cáceres creen en esto, son muy activos, ellos se han gastado 200.000 euros en tecnología y radio taxis, cuando ves un colectivo tan motivado te entusiasmas».

Implicación

José Vicente Mendoza es presidente de Radio Taxi, que en la ciudad agrupa 75 vehículos y 110 familias que viven de ello. A pesar del interés del gremio cree que falta compromiso «por parte de las casas fabricantes de coches, el Ayuntamiento instalando puntos de recarga...». A pesar de todo creen en el cambio. «Es el futuro, pero todo el mundo se tiene que implicar», destaca. Ellos quieren erigirse, de alguna manera en los portadores de esa llama. Creen que los usuarios que cojan el taxi eléctrico se interesarán por los detalles. «Nosotros vivimos en el coche 12 horas al día, conocemos al dedillo cómo funcionan».

Actualmente los coches eléctricos proporcionan una autonomía de 150 a 250 kilómetros, dependiendo del modelo. En Cáceres pueden encontrarse puntos de recarga en el edificio Embarcadero y en el edificio Valhondo. Javier Lázaro es uno de los socios de la gasolinera 'Petrogold' de Mejostilla. Explica que tienen en proyecto implantar un punto de recarga. «Tenemos la preinstalación y la idea es meterlo lo más pronto posible». Hay distintas velocidades de recargas, la más rápida, trifásica, tarda 20 minutos en cargar el 80% de la batería.

Un vehículo eléctrico incrementa considerablemente el precio, pero, tal y como se dijo el sábado, con el ahorro en combustible prácticamente se paga el coche, y se aminoran los gastos de mantenimiento.

Fabricación extremeña

La empresa Ecoche de Castuera también tomó parte de este encuentro. Tal y como explica José Milara, «la idea es buscar un vehículo para la función del taxi, porque el taxi va a promocionar ese modelo». Ellos trabajan en la transformación de vehículos de combustión a eléctricos puros. «Pero como desde el Ministerio no hay un apoyo a eso haremos vehículos 100% eléctricos, hay que elegir un modelo y ver cuál les interesaría a los taxistas para hacerlo».

España, según afirman los implicados en promover el coche eléctrico en Extremadura, va despacio en esta implantación. En la región solo hay un 1% de coches eléctricos, lo que significa que prácticamente se conocen con nombres y apellidos a sus usuarios.

José Manuel de Navas es director comercial de Nissan. Esta firma puso a disposición del encuentro dos modelos para que todo el que lo deseara lo pudiera probar, uno de ellos utilitario y otro más preparado para el servicio del taxi. La conducción es mucho más suave y el silencio, dentro y fuera. Cambia hasta la banda sonora de las ciudades. Pilar Martín, comercial de esta firma, señala que es necesario que el producto se pruebe y se comercialice. «Es un bien que se va a amortizar en pocos años», insiste. Como firma, ellos ofrecen a todo el que lo desee probar que acuda a sus instalaciones, porque lo prestan incluso por días completos y de manera gratuita. También instalan puntos de recarga en el domicilio del cliente.

Esta tecnología que camina a paso firme tendrá que lidiar y congraciarse con las nuevas formas de movilidad que vienen, como la economía colaborativa y la propia tecnología, con vehículos autónomos y autoconducidos.

Colaboraron con el evento el Hotel Extremadura y la Estación de Servicios PETROGOLD de Cáceres.